¡Bienvenido al blog de ZonaJobs! Los invitamos a participar de un espacio donde compartir y desarrollar aquellos puntos que nos relacionan con el mundo del trabajo.

Aumento de Sueldo: ¿cómo y cuándo pedirlo?

13 Comentarios

El chiste de Dibert (http://www.dilbert.com/ )[1]nos trae a la realidad uno de los principales errores a la hora de solicitar un aumento de sueldo…caer en la defectuosa e irritable actividad de compararse con otros compañeros. Por este motivo, aquí voy con el primer consejo que quiero darle:

“Cuando se decida a pedir un aumento, demuestre que verdaderamente lo merece. Y sepa que eso no se improvisa”

Decir que un “otro” esta cobrando más que uno, no es una demostración válida que implique el merecimiento de un aumento. Misma cuestión pasa con la antigüedad, el tiempo que usted esta en una compañía, hoy por hoy, no le asegura que su silla aumente económicamente año a año (sacando cuestiones de inflación). Todo depende de usted: del compromiso que asuma, de la calidad que le ponga a sus tareas, de la pasión con la cual se desempeñe en el día a día, y de la mejora continua que realice con su trabajo.

Para estar en condiciones de pedir un aumento de sueldo, usted debe saber argumentarlo; y para ello debe tener en mente (si considera puede hacer una lista en papel) los resultados que haya alcanzado, los aportes adicionales que venga realizando (sea desde cumplimiento de largos horarios hasta nuevas ideas implementadas), las virtudes empleadas en pos de la empresa, la actitud que demuestre en el día a día, y todas aquellas cosas que hagan lucir de manera diferencial su trabajo. Simplemente, demostrar el por qué usted es valioso. Formalmente esto se denomina “valor agregado”. Es lo que permite distinguir a las personas con desempeño promedio, de las personas con desempeño superior. A estos últimos se los estila retener, y a consecuencia de ello se los cuida mucho más (Ej. reconociendo mayor salario) que a la población media, que sólo cumplen con lo que se pide. Entonces, si usted se encuentra en el grupo de los sobresalientes, recuerde que al  momento de reclamar un ajuste de sueldo es conveniente llevar sus resultados a valores de eficiencia (capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un objetivo determinado) y productividad (es la relación entre la cantidad de productos obtenida por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción). No caiga en cuestiones personales, por ej. No llego a fin de mes porque tengo a cargo a mi familia, o mi mujer/marido se quedo sin trabajo, o un familiar se encuentra enfermo y debe costear sus medicamentos. En esto sea profesional y entienda que la empresa no es responsable por lo que le ocurre a usted personalmente, en este caso puntual podrían facilitarle un anticipo de sueldo o un préstamo, pero esa solución no es lo que usted necesita, ni tampoco el motivo por el cual corresponda que le aumenten su sueldo.

Lo importante es que demuestre hechos, hechos y más hechos. Escriba los mismos en una lista y memorízalos para soltarlos en la reunión con su jefe.

Otra cuestión importante es elegir el momento para la charla:

“La ventaja se la lleva aquel que aprovecha el momento oportuno” Johann Wolfgang.

Analice cuándo y en qué momento del día será mejor tener su reunión. Nada de improvisación en los pasillos, por lo contrario le sugiero que sea una reunión oficial. Este tipo de conversaciones requieren de un espacio privado con tiempo para la escucha. Muchos aconsejan que se agende a primera hora del día, cuando aún no aparecieron los problemas o preocupaciones. En el caso que

sepa que su jefe se encuentra lidiando con alguna cuestión que lo pone de mal humor, intente posponer su reunión. Busque un momento apropiado como a lo mejor un viernes, o quizá después de que haya llegado una buena noticia a la empresa.

Por otro lado, aunque suene muy básico, evite el pedido de aumento de sueldo cuando la empresa esta en crisis (ej. si están despidiendo empleados). Lo que puede hacer, es demostrar lo que su trabajo vale, y dejar en claro que usted estará esperando ser recompensado cuando la empresa se encuentre en condiciones de hacerlo.

Si tiene la posibilidad le sugiero que “Ensaye su reunión”. Para ser convincente usted debe estar convencido de lo que esta diciendo. Cuide el lenguaje corporal al hablar (Ej. Los movimientos de los ojos, esto es, que no vayan del techo al suelo. No desvíe la mirada. Haga contacto de ojos directo) Mueva las manos con suavidad, tiene que apoyar las frases decisivas con un movimiento de manos sólido.

Si quiere conseguir más seguridad, ensaye esta reunión y corrija sus errores. Otro tip importante es excluir las negaciones (Ej. No se podría … etc etc etc?).

Use la imitación neurológica, es decir, imite lo que su jefe haga. Ej. Si su tono de voz se eleva poco a poco, elévelo usted también. Acompañe con los mismos movimientos de cabeza, brazos y piernas. Sonría cuando el sonría. Todos estos ejemplos reciben el nombre científico de Programación Neurolingüistica (PNL). Tenga cuidado al hacerlo, de manera de no caer en el error grave de la burla.

Ahora vamos a lo concreto: “Antes de pedir una reunión, usted debe saber perfectamente qué cifra quiere ganar”. Ni más ni menos, ni aproximado. Usted debe sonar asertivo y convincente cuando pronuncie el salario que quiere ganar. Siempre es recomendable mencionar que se encuentra contento/a con la empresa y que esta encantando/a de formar parte de ese equipo. Nunca critique a su empresa, ni su jefe, ni sea peyorativo con su comunicación.

¿Conviene negociar algunos beneficios en vez de mayor salario? esta es una práctica habitual que muchos optan, para no quedarse sin nada. Un ejemplo puede ser el reconocimiento de algún curso de idiomas, o de ayuda para estudios, o reembolso de algún gasto. En mi opinión, es una opción conveniente y creativa para considerar, ya que le suma al empleado desde otro lado.

Un punto a tener en cuenta es que estos beneficios no implican un monto remunerativo (o sea, no se tiene en cuenta para aguinaldo ni vacaciones, etc),  y en el caso que lleguen a su fin (ej. beca de estudios) el monto no se traspasará al sueldo. Eso será una nueva conversación.

¿Es conveniente amenazar que se tiene otra propuesta de mercado?….yo aconsejo que no. En caso que sea verdad, puede comentar con su jefe que el mercado esta pagando más, o que le ofrecieron otras oportunidades que lo hacen pensar. Pero no me parece ético ni correcto que amenace con mentiras, porque por otro lado corre el riesgo que le salga mal, y ahí se encuentra en problemas. Si usted se lo merece, tenga una buena conversación y le aseguro que se lo reconocerán.

En el caso que logre el aumento, el último consejo es que sea confidencial con su remuneración. No se ponga a contar su aumento de sueldo a todo el mundo, porque lo único que logrará es que su jefe se enfade en consecuencia de las personas que irán a su oficina a pedir aumentos. Compórtese de forma discreta.

Para finalizar, me gustaría que tome en consideración que el aumento de sueldo se considera como una solución a la desmotivación pero a muy corto plazo…porque sentirá de manera muy rápida una nueva sensación de insatisfacción, y como respuesta surgirá un nuevo reclamo de ajuste. Por lo cual le sugiero que analice en profundidad si es el sueldo el verdadero motivo que le preocupa. En el caso que no lo sea, le propongo que siga en la búsqueda de un nuevo trabajo que lo estimule en forma completa, porque sólo con pasión las cosas salen mejor, y cuando ello pasa, estas conversaciones de sueldo dejan de ser necesarias.

 

Sofía Carrasco
Lic. En Relaciones del Trabajo
Especialista de RR.HH. de Zonajobs
Contenido exclusivo de Zona Jobs

[1] Para conocer quién es Dilbert: http://es.wikipedia.org/wiki/Dilbert

 

magali dice:

Hola.muy interesante el artículo.mi consulta es: en caso de pretender una asignación más compleja de tareas (o sea “hacer carrera”) y que tu jefe no te dé apoyo en eso,hay algún tip que me sirva de ayuda?gracias!

carlos salcedo dice:

Es lo que siempre he pensado pero no con tanto detalles.
Excelentes argumentos.
Envien más consejos.

ROBERTO SILVA VILLARREAL dice:

Excelente, bien dirigido y objetivo, me sirvió de mucho. Gracias

sebastian dice:

estos tips me son muy utiles,desde ya muchas geacias

Alexa dice:

Con todo respeto. Actualmente las compañias cuando uno solicita una reunión le dan hasta hasta 2 meses de vueltas. Cuando solicita un préstamo para vivienda lo transfieren de una gerencia a otra. Y cuando solicita que revisen sus logros y ganancias logradas para la empresa y solicitan que revean su salario, le dicen : “Si no le gusta, puede retirarse. O mejor aún pase por RRHH a buscar su liquidación . No deseamos un agitador”, que puede contagiar al resto del personal. Esta manera de manejarse es de los Directivos pertenecientes A la UIA,

Comentarios concretos y muy bien pensados
saludos

Mauro dice:

El articulo me parece muy bueno. Solo me quedo una duda. Mas que duda, curiosidad: Cuáles son los efectos de la imitación neurológica sobre la persona a la cual solicitamos la reunión (llamese superior, jefe, etc)?

soledad dice:

muy buena la nota, coincido ampliamente!

Juan Josè Sanabria dice:

No tengo jamàs una respuesta sobre un puesto ofrecido, y me pregunto serà que mi paìs, Paraguay, està fuera del rango de la empresa, o yo lo estoy , debido a alguna circunstancia, como mi edad. Saludos. Atentamente.

Jesús dice:

Es bueno poner en los avisos de solicitud de empleo remuneración requerida? en caso positvo es bueno poner el minimo?

Alexis dice:

Excelente, me gustó la nota.
Ahora, como se hace cuando ya cumpliste un tiempo haciendo algo que no te gusta?

Emilia dice:

Muy buena nota.

Marcelo dice:

Me pareció muy útil el artículo! Me llevo un par de anotaciones conmigo para tenerlas presente. No conocía el concepto de la imitación neurológica, en qué otros casos puede hacerse uso de dicha técnica? Gracias!